Los celos son muy interesantes

IMG-20170914-WA0005

“Reconocer que sientes celos es vergonzoso” Bueno… al menos eso es lo que nos han enseñado

“Sentir celos es malo” O quizás eso es lo que siempre hemos escuchado

“Si sientes celos es porque tu pareja/amante/persona con la que mantienes una relación emocional, te los produce”

Pues voy a intentar romper unos cuantos paradigmas relacionados con los celos, a ver qué tal se me da.

  • Reconocer que sientes celos es un acto de humildad y autoestima. 

¿De autoestima? ¿Pero qué dices? Si. Si sientes celos y te lo reconoces has empezado a abrir una puerta al autoconocimiento. Si te abres al autoconocimiento estás elogiando a tu persona. Si le das valor a quien eres, de facto, estás trabajando en tu autoestima.

  • Sentir celos tiene un lado muy positivo.

¿Pero qué dice esta loca? ¡Si!! Sentir celos puede ser muy interesante, sólo necesitas un pequeño cambio de prisma.

Tú crees que, si tu pareja tontea con otras personas, la responsable de tus celos es ella. Crees que si sientes desconfianza es por culpa del otro/a. Pero eso es mentira.

Nadie puede hacerte sentir algo que previamente no exista en ti.

Los celos son una respuesta natural (¿o quizás aprendida socialmente?) ante la pérdida, el abandono, la inseguridad o el rechazo.

Si no tienes ningún problema con todas esas emociones, la lógica dice que no sentirás celos.

Y… ¿por qué digo que sentir celos tiene una parte buena? Pues porque si los sientes y te haces responsable de ellos, estás en la posición ideal para empezar a tirar del hilo a partir de esas sensaciones.

Si tiras del hilo te encontrarás de bruces con tus monstruos internos. ¿Tienes miedo a que tu pareja te abandone? ¿Te da pavor sentirte menos valioso si tu pareja mira a otras personas? ¿Te horroriza vivir sin pareja?

Si algunas de las respuestas anteriores son afirmativas, aquí empiezas a tener la explicación a tus celos.

¿Vale, y ahora qué?

Pues ahora empezará un trabajo personal en el que encontrarás alguna herida emocional no sanada o parcialmente sanada. Pero el problema eres tú, no tu pareja ni tus celos. Los celos sólo son un síntoma que te avisa.

Así­ pues, puede que sentir celos no sea agradable, puede que inicialmente los rechacemos, pero puedo asegurar que, si se analizan, si se trabaja con ellos y se miran de frente, son altamente interesantes y productivos

¿Te atreves a mirar de frente a tus celos?

 

*Foto R.Hidalgo

 

 

 

Publicado por Natàlia Pomar
Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.